Skip to content

¡Descubra los mejores trucos para mantener sus azulejos de baños relucientes!

Index

    Los baños son una parte importante de la casa, y su limpieza es primordial para mantener un buen aspecto y evitar problemas de salud. Los azulejos del baño son especialmente delicados, ya que suelen tener mucha humedad y están más expuestos a los residuos de jabón, aceite y polvo.

    Por ello, es importante mantenerlos limpios y cuidados para evitar la acumulación de manchas, hongos y bacterias. ¡Aquí te contamos cómo conseguirlo!

    Métodos básicos para limpiar los azulejos del baño

    Si lo que deseamos es una limpieza rápida y sencilla, lo mejor es recurrir a los clásicos productos de limpieza. Estos pueden ser detergentes, lejía o productos especializados para el baño. Si utilizamos lejía, hay que diluirla en agua y añadir unas gotas de detergente para que no sea tan agresiva.

    En cualquier caso, hay que aplicar el producto con un paño de algodón o una esponja suave, sin frotar demasiado para no dañar los azulejos. Una vez terminada la limpieza, hay que aclarar bien con abundante agua para eliminar todas las manchas y residuos.

    Trucos para eliminar manchas difíciles en los azulejos

    Si se nos escapa alguna mancha resistente, lo mejor es recurrir a alguno de los trucos caseros que existen para eliminarla. Por ejemplo, podemos usar una mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre blanco, o bien una mezcla de agua y amoniaco.

    También podemos usar pasta de dientes para eliminar manchas de cal, óxido o té, que deberá aplicarse con un cepillo de dientes sobre la superficie de los azulejos. Por último, para las manchas más difíciles, podemos usar productos específicos para limpiar azulejos, como los limpiadores ácidos, que harán la faena por nosotros.

    Consejos para mantener los azulejos de baño relucientes

    Para mantener los azulejos de baño siempre limpios y relucientes, hay que procurar limpiarlos de forma regular y a fondo. Esto nos ayudará a prevenir la acumulación de suciedad y bacterias, así como a eliminar manchas oscuras y antiestéticas.

    Además, es importante que los ventilemos después de la limpieza para evitar la formación de hongos y moho. También podemos añadir un sellador para azulejos, que nos ayudará a prevenir la acumulación de suciedad y manchas.

    Ya has visto los mejores trucos para mantener tus azulejos de baño relucientes. ¡Ahora simplemente debes ponerlos en práctica!